El empleado al jefe de personal:
– Vengo a ocupar el puesto del señor que se acaba de ahogar.
– Lo siento, llega usted tarde; ya se lo dimos al que lo empujó.