Van dos astronautas caminando y uno le dice al otro:
– Mañana voy a Marte
Y el otro con los ojos brillando le dice:
– ¿Y por qué no me amas hoy?