Un vasco entra en un bar, y unos amigos suyos le ven.
– Hombre, Patxi, que tal, hacía mucho que no te veíamos.
– Pues sí, mira, es que he estado durante seis meses en alta mar,
pescando atunes.
– Jo, tío, ¡seis meses! O sea, que habrás vuelto con un hambre
tremenda, ¿no?
– Ya te digo, lo primero que hice al llegar a casa fue coger a mi
esposa y echarle seis polvos.
– Ya, normal. ¿Y luego?
– Luego deje las maletas en el suelo y cerré la puerta.

VN:F [1.9.22_1171]
4.3 (4 votos)