Una mujer a su marido,
– Cariño, ¿que te gusta más de mi? ¿mi bello rostro, mi cuerpo escultural o mi sobrada inteligencia?
Y el marido contesta:
– Tu sentido del humor cariño tu sentido del humor.